FotoGrupoRetocadaEn 2015, Equipo Humano cumple 15 años en activo. No es que sea un siglo, pero estamos igualmente orgullosos de ello. Con sus más y sus menos, con sus éxitos y fracasos, con sus aciertos y sus errores, es un recorrido nada desdeñable. Sobre todo si pensamos en lo mucho que hemos crecido y mejorado desde que, allá por el cambio de siglo, nuestro director general José Enrique García iniciara su osada andadura entre las cuatro paredes de un hórreo, en la casa de veraneo de su familia.

Equipo Humano es un barco que ha demostrado solidez y solvencia en mares y océanos de todo tipo, incluso los más embravecidos por la reciente crisis económica. Ahora, ese barco navega rumbo a un futuro en el cual tiene mucho que decir. Nuestra pasión por las personas y su papel dentro de las organizaciones no ha hecho más que comenzar. Seguimos adelante, siempre por delante.

15 AÑOS YENDO POR DELANTE

Durante todo este tiempo una idea ha destacado sobre todas en el devenir de la empresa. Una forma de hacer, una actitud, una marca de identidad de la casa. La idea de ir siempre por delante. Por delante en nuevas tendencias, técnicas y metodologías de trabajo, que mejoren nuestra capacidad de desarrollar los equipos y a las personas dentro de las organizaciones. Por delante en la detección de las necesidades del mercado, siempre prestos a adaptarnos a los cambios que afectan a nuestros clientes. Por delante de nuestros propios clientes, adelantándonos a sus necesidades, respondiendo a sus demandas con agilidad y rapidez, haciendo nuestros sus problemas y amenazas para saber responder ante ellos incluso antes de que se presenten.

Ya en sus inicios, Equipo Humano se especializó en proyectos de formación experiencial outdoor, una tendencia que apenas se conocía en nuestro país y que nuestra firma importó de países donde ya era una realidad. Dicha especialización nos dio nombre y negocio durante algún tiempo, pero no nos conformamos. Desde entonces hemos trabajado con una mirada puesta en la realidad presente y otra posada sobre lo que el futuro estaba por traer. Y así, mirando de reojo al futuro, hemos llegado hasta aquí. Y resulta que el futuro se ha vuelto presente, y que otro futuro, más incierto si cabe, más retador y estimulante, se dibuja ante nosotros como una senda todavía por recorrer.

15 AÑOS POR DELANTE… PARA SEGUIR YENDO POR DELANTE

Nos sentimos orgullosos de nuestro pasado, pero al igual que siempre hemos hecho, preferimos mirar hacia el futuro. ¿Qué nuevos retos nos deparará, a nosotros y a nuestros clientes? ¿Qué nuevas formas de hacer irrumpirán sin previo aviso en el contexto de la gestión y desarrollo de los recursos humanos, revolucionándolo todo por enésima vez? Éstas y otras preguntas nos motivan a seguir aprendiendo, a seguir mejorando, a seguir dando lo mejor de nosotros mismos para que el futuro no nos encuentre desprevenidos.

Hoy, nuestros retos se centran en prestar el mejor servicio posible a nuestros clientes al mismo tiempo que investigamos, desarrollamos e importamos para ellos desde el futuro nuevas ideas, nuevos métodos y nuevas soluciones adaptadas a sus necesidades de hoy y de mañana. Hoy hablamos de atraer el talento (EMPATIZA), de desarrollar y retener al cliente interno (CLIENTO), de eficacia organizativa (EFI100), de innovación, intraemprendimiento y modelos de negocio innovadores, de fomento de competencias a través de la formación experiencial, de gestión del cambio, de creatividad, y de un largo etcétera.

En el futuro vendrán ideas nuevas, métodos innovadores, prácticas revolucionarias, modelos rupturistas… y nosotros estaremos ahí para aprehenderlos y convertirlos en soluciones a los problemas y necesidades de nuestros clientes.

Bon voyage, Equipo Humano!