Rajoy, Iglesias, Sánchez, RiveraEl indicador de Myers-Briggs o MBTI es un test de personalidad que usamos en psicología para identificar las inclinaciones que cada persona tiene de forma innata. Sirve para conocer las limitaciones y puntos fuertes de cada personalidad y prever sus comportamientos. Cuando uno va acumulando años de experiencia aprende a sacar conclusiones bastante precisas con la mera observación. Por eso me he permitido elaborar un breve perfil de los cuatro principales candidatos a la presidencia del gobierno, del cual comparto contigo un breve extracto.

Pablo Iglesias. El conseguidor de sueños.

Es idealista, sentimental y conmovedor. Su estilo de mando promueve la buena voluntad y el trabajo en equipo. Resuelve bastante bien las crisis y facilita interacciones positivas entre las personas. Su amenaza principal es la de sobrevalorar el aspecto subjetivo de las cosas. En caso de llegar al gobierno debería mejorar en planificación a largo plazo y en prestar tanta atención a las tareas como a las personas.

Albert Rivera. El administrador natural.

Es luchador, buen organizador, concreto, realista y práctico. Su estilo de mando es enérgico y orientado a la acción, y sabe sacar el máximo partido a su organización. Sus amenazas más significativas son descuidar las necesidades de las personas y precipitarse en la toma de decisiones. En caso de llegar al gobierno necesitaría mejorar su atención por el factor humano y la consideración de distintos ángulos antes de tomar decisiones.

Pedro Sánchez. El director de orquesta.

Es trabajador, comprometido, estable y propenso a las cifras y los datos. Su estilo de mando está muy marcado por la experiencia, recurriendo a menudo a adaptar experiencias pasadas en la resolución de problemas. Es rápido en la toma de decisiones y va directo al núcleo de los problemas. Su principal amenaza es permanecer demasiado aferrado a lo conocido. Si llega a presidente del gobierno, probablemente debería entrenar su naturalidad y su capacidad de mostrar afecto.

Mariano Rajoy. El solucionador de problemas concretos.

Es negociador, apagafuegos, adaptable y con capacidad de convencer. Su estilo de mando es directo y confiado. Es muy persuasivo en sus puntos de vista y busca siempre la acción y el resultado inmediato. Sus principales amenazas como líder son resultar brusco o insensible y dar prioridad al corto plazo frente al largo. En caso de llegar a presidente debería tener más en cuenta los sentimientos de los demás y esforzarse por visionar más a largo plazo.


Alicia Escobar – Consultora de Equipo Humano – @aliesccua – alicia.escobar@equipohumano.com