6 líderes que dan miedo

Líderes que dan miedo, a los que no temes encontrarte una noche cerrada en un callejón oscuro, sino a plena luz del día y en tu lugar de trabajo. líderes que generan un clima de desconfianza y que deben ser desterrados.

Son líderes reales, que existen, que habitan entre nosotros y a los que debemos enfrentarnos día a día. Son líderes de los que debemos distanciarnos y evitar a toda costa, cuya conducta atemoriza y afecta negativamente a la pasión, la confianza y la productividad de sus colaboradores.

¿Te atreves a conocerlos?

EL LÍDER MOMIA

Ese líder que vive anclado en el pasado, no evoluciona y sobre todo, no se adapta a las necesidades de sus colaboradores. El líder Momia se caracteriza por estar influenciado por sus propios miedos e inseguridades, que le impiden avanzar. Por ello, basa sus decisiones en sus propios criterios, sin tener en cuenta las cambiantes situaciones y los entornos volubles. Es posible detectar a un Líder Momia por sus tendencias a hacer siempre lo mismo, de la misma manera, con actuaciones en las que la creatividad y la innovación no tienen cabida.

EL LÍDER VAMPIRO

Si conoces esa terrible sensación de que son otros los que se atribuyen el mérito de las acciones y esfuerzos propios, es porque te has enfrentado a un Líder Vampiro. Este tipo de líder toma las ideas, iniciativas y esfuerzos de sus seguidores para calificarlos como propios y personales, con la finalidad de llevarse todo el mérito. Se caracteriza por la negativa repercusión que tiene en sus colaboradores, que tienden a sentirse despreciados y poco valorados, y consecuentemente desmotivados.

EL LÍDER FRANKENSTEIN

El Líder Frankenstein se caracteriza prioritariamente por la falta de coherencia entre sus decisiones, sus acciones y sus pensamientos, que parecen provenir de personas diferentes. Es ese líder volátil, que cambia de opinión y de percepción, que dice una cosa y hace otra, y al que es imposible seguir, pues parece andar con dos piernas desemejantes. Es posible detectar a este líder por crear a su alrededor un entorno donde prima la inseguridad y la alta tensión, hacia lo que pueda ser.

EL LÍDER CALABAZA

Conocido por este nombre por ser quién “da calabazas” a sus seguidores. Es ese líder que promete mucho pero que aporta poco, generando altos niveles de frustración entre sus colaboradores. Se caracteriza por generar altos niveles de desconfianza entre sus seguidores, que no confían en la palabra de su líder por considerar que les ha fallado y que ha perdido toda su credibilidad.

EL LÍDER ZOMBI

Ese líder que sólo es tal en papel y que no tiene las competencias necesarias para serlo. Este tipo de líder se caracteriza por no poseer las habilidades para llevar al equipo y limitar con ello las capacidades de desarrollo de sus miembros colaboradores. Es posible detectar a este líder zombi por el autoconocimiento que tiene de sus carencias y la falta de decisiones o remedios para sobreponerse a ello.

EL LÍDER FANTASMA

El líder fantasma está representado en esa persona que quiere siempre estar en todo, pero que en la práctica, y en la realidad, no está en lo que se le necesita. Ese líder omnipresente que intenta abarcar mucho pero lo que consigue realmente es no dedicarse realmente a nada. Su característica principal es la de no saber delegar, convirtiéndose en muchas ocasiones en un cuello de botella para sus colaboradores.

Líderes que dan miedo, existen y habitan entre nosotros, incluso dentro de nosotros. En nuestra mano está cruzar ese límite, abrir esa puerta, no dejarnos vencer por el miedo y convertirnos, aprovechando la oferta de Halloween, en un LÍDER MAGO con #LiderHazAlgo, por contraposición a estos líderes de miedo, que transforma personas y organizaciones.