“La propuesta de valor de la empresa debe alinearse con las expectativas de las personas”

A continuación podrás leer la entrevista que Economía 3 ha realizado a Jose Enrique García, director general de Equipo Humano:

Con 18 años de historia, cerca de 40 personas en plantilla, instalaciones propias en València, Madrid y Galicia, y presencia a través de oficinas de representación en Bilbao y Sevilla, Equipo Humano se ha consolidado como una de las principales consultoras de recursos humanos en la Comunidad Valenciana. En 2017 facturó 1,1 millones de euros y este año, “salvo catástrofes, vamos a superar con creces ese cifra”. José Enrique García Llop, su director general, sabe que compite en un mercado donde cada vez tienen más presencia las multinacionales, “y nosotros, pese a nuestra expansión nacional, no dejamos de ser una pyme”. Pese a ello, la diferenciación y la excelencia en el diseño y prestación de los servicios profesionales son sus principales armas competitivas.

En un mercado cada vez más competitivo, la excelencia en la gestión de las personas se convierte en la clave diferencial para el éxito. ¿Cuáles son los ingredientes de esa gestión excelente de personas?

– El primer ingrediente es el liderazgo, una característica que falta en la mayoría de las plantillas de las empresas. Encontramos que, en un buen número de empresas y organizaciones, el mando intermedio no es un líder de su equipo; a lo sumo, es un buen técnico con habilidades para la gestión de personas.

En segundo lugar, es necesario escuchar a la gente para conocer sus expectativas respecto al puesto de trabajo: lo que quieren hacer, cómo lo quieren hacer, etc. Alguien podría pensar que escuchar a la gente es una pérdida de tiempo, pero se equivoca, es muy necesario.

En tercer lugar, y por encima de lo anterior, hay que tener claro cuál es la propuesta de valor que la empresa está ofreciendo a sus empleados. Hay que dar opciones a aquellas personas con afán de superación y ganas de emprender, hasta el punto de dedicar una unidad de negocio a ello, articular la correspondiente comunicación interna y gestionarla continuamente.

Vía Economía 3