Gestión de la edad

Cada generación tiene sus particularidades. Y todas ellas pueden crear sinergias entre sí que se retroalimenten en beneficio de la empresa. Experiencia de los veteranos e innovaciones de la juventud.

Ambos aprenderán unos de otros. Sin despreciar edad alguna: aceptando los que comienzan a bucear por el océano laboral y los que llevan muchos años nadando por diferentes corrientes. Todos aportan valor a la empresa de una forma u otra, lo importante es crear los canales para que esto ocurra.