Branding. Vender desde la marca

Una de las cuentas pendientes en el marketing de las pymes es la consolidación y la aportación de valor de la propia marca.

Pero marca no es un nombre, ni un anagrama, es mucho más. La marca es la base, el principio y el final de toda estrategia comercial. Sin marca no hay identidad, por la tanto no hay personalidad, y como consecuencia no hay diferenciación.

Por ello es necesario reconstruir la marca, dotarla de criterios de comunicación, y promoverla como bandera de nuestras acciones de marketing y comerciales.

El branding es el proceso de diseñar, planificar y comunicar el nombre y la identidad de una marca para construir o gestionar la reputación.

El punto de partida es el plan de marketing, con el cliente siempre delante. Después dotar de contenidos y argumentos a la marca, tangibles (logotipo, instalaciones, piezas corporativas) e intangibles (la reputación, la actitud, los aspectos emocionales), y con ellos desarrollar la arquitectura de marca adecuada. Pero sobre el valor de la empresa y al cliente, no a los propios criterios de los responsables o los diseñadores.

Profundizamos en el branding y en darle sentido a cada una de sus 4 dimensiones: la identidad, la imagen, el sentido o propósito, y el valor.

Así, nos planteamos el objetivo de transmitir aquello que representa nuestra realidad, nuestra promesa de valor, coherente con lo que debe pensar el mercado de nosotros. Es la estrategia de posicionamiento, y con ella el plan de comunicación de marca (estilo, argumentos, contenidos y canales).

Es así como la marca se convierte en una herramienta comercial de apoyo y de generación de valor, de compromiso.

De todo ello hablaremos en el próximo curso de Femeval “Branding, vender desde la marca” los días: 7, 8 y 9 de febrero 2017 de 16.00 a 20,00 h.

Información e inscripciones aquí:

INSCRÍBETE