Autobús 15 aniversario Equipo HumanoEra una mañana de mayo cualquiera. Un par de cafés recién hechos y varias cabezas pensantes humeaban en torno a una mesa de trabajo. La pizarra estaba llena de garabatos: conceptos importantes, preguntas sin respuesta, ideas aventuradas… José Enrique García, el Director General de Equipo Humano, jugueteaba nervioso con un frasco de chicles, evidenciando su insatisfacción con las ideas barajadas hasta el momento. “Necesitamos algo más”, dijo. Y añadió: “Miro a la pizarra y, ¿sabéis lo que veo? Más de lo mismo. Y no conseguiremos resultados distintos si hacemos lo de siempre. Llevamos casi 15 años en el mercado, ya es hora de que nuestra marca tenga el posicionamiento que se merece”. Después se hizo un sesudo silencio. El eco de la última frase permaneció rebotando en las cabezas de los presentes. 15 años… 15 años… Inmediatamente alguien verbalizó lo que todos estábamos pensando: ¡15 años! ¡Celebraremos el aniversario de Equipo Humano! Aunque parezca mentira, nadie habíamos caído en la cuenta hasta ese momento, ni siquiera su fundador.

 

100-100615-5139

A partir de entonces, toda la maquinaria pensante de Equipo Humano se puso en marcha. Convertiríamos ese hito histórico en la oportunidad de hacernos escuchar, de hacernos valer. ¿Cómo celebrarlo? Sabíamos que no era nuestro estilo una conmemoración de las glorias pasadas, ni nada que no fuese pensando en nuestros clientes y sólo en nuestros clientes. “Ellos nos dan de comer”, dijo José Enrique. “Se lo debemos todo”. De modo que el reto era celebrar el aniversario sin deleitarnos demasiado en el pasado, generando el mayor valor posible para nuestros clientes y centrando en ellos la mayor cuota de protagonismo. Además, necesitábamos dar repercusión a nuestra marca y contribuir a su posicionamiento; en pocas palabras: que todo el mundo supiera a qué nos dedicamos y que llevamos nada menos que quince años al pie del cañón, peleando contra viento y marea.

 

Mirar hacia delante es una de las especialidades de Equipo Humano. Por eso no nos costó nada asumir ese papel. Creamos la marca 15 Años X Delante, porque siempre habíamos ido por delante de nuestro mercado, adelantándonos a las necesidades de nuestros clientes, por delante en innovación y en desarrollo de productos y servicios. 15 Años X Delante porque teníamos otros 15 años para mejorar lo presente, para seguir creciendo y progresando, para convertirnos en la empresa que queríamos ser. Deseábamos que nuestros clientes participasen de nuestra celebración. No nos conformábamos sólo con tomar una copa con ellos. Queríamos darles más. Por eso creamos el ciclo de actividades XDelante. Una batería de actividades, charlas, desayunos de trabajo, etc. , en torno a los temas que más preocupan a los profesionales de los recursos humanos, o aquellos que suponen una tendencia clara de futuro. Reunimos a expertos de diferentes ramos y especialidades, tratando de enfocar estos temas, no sólo en diferentes formatos, sino también desde distintos ángulos. Personajes de la talla de Wendy Boscá, Javier Molina, Eugenio de Miguel, Miguel Crespo o Vicente Sanz se prestaron generosamente a acompañarnos como ponentes y colaboradores en este bonito reto. Y así completamos un programa imposible de rechazar.

No nos conformábamos sólo con tomar una copa. Pero esa copa había que tomarla. El día 10 de junio celebramos un acto en Espai Rambleta, rodeados de amigos y colegas, clientes y conocidos. Todo el esfuerzo de convocar y preparar cada detalle tuvo su recompensa esa tarde, con los 200 asistentes que vinieron a compartir el momento con nosotros. Mientras un autobús rotulado con la marca presidía la explanada principal de Espai Rambleta, sobre el escenario, José Enrique García explicaba la historia de Equipo Humano:

“Lo normal, cuando uno viene de Galicia y empieza de cero, y comienza a juntar un dinerito y se compra una parcela en el campo, y se construye una casita de veraneo… lo normal cuando uno va teniendo unos ahorrillos es reformarse la cocina, alicatar el cuarto de baño, reformar el tejado, etc… Bueno, pues mi padre muy normal no es. En lugar de todo eso, ¡él decidió construir un hórreo gallego en mitad de la parcela!

En el interior de ese hórreo nació Equipo Humano. Con una placa en la puerta y un cable alargador por toda inversión, la empresa comenzó a rodar, con muy pocos medios pero sobrada de ilusión, de trabajo, de constancia, de sacrificio y de creatividad…”

Libro: el futuro de los recursos humanosA lo largo de todo el mes, el equipo trabajó a conciencia para sacar adelante con éxito casi una actividad por día. Desde un desayuno de trabajo sobre planes de carrera hasta una master class sobre las relaciones entre el talento en el tenis y en la empresa, desde una videoentrevista sobre evaluación de desempeño hasta un taller de evaluación del clima, pasando por artículos, vídeos, cuestionarios de autoevaluación… Además, quisimos dejar constancia de toda nuestra experiencia y visión de futuro editando el libro Del empresaurio al intraemprendedor: el futuro de los Recursos Humanos, un compendio de miradas al futuro sobre los distintos asuntos que marcan tendencia en la profesión. El esfuerzo fue enorme, pero creemos que valió la pena. Al llegar julio, todos nuestros objetivos habían sido cumplidos. A saber:

  • Habíamos celebrado el aniversario como se merecía
  • Habíamos compartido con nuestros clientes experiencias, conocimientos y muchos buenos momentos
  • Habíamos dejado el nombre de Equipo Humano en muy buen lugar
  • Habíamos anunciado al mundo que ya van 15 años y que estamos como locos por comernos otros 15

Más de 400 empresas se dieron un baño de Equipo Humano durante el mes de junio, a través de los representantes que asistieron a cada una de las actividades. Estamos orgullosos de lo que hemos conseguido y si hemos logrado, aunque sea un poquito, que se nos conozca, se nos escuche, se sepa lo que hacemos y lo bien que lo hacemos, damos por bueno todo el sacrificio. Y es que cosas así sólo ocurren una vez cada 15 años…

113-100615-6823