Evaluando el desempeño (I)

En otoño es habitual que comiencen las entrevistas de evaluación del desempeño en las organizaciones. Tanto evaluado como evaluador mantienen una entrevista de una hora aproximadamente. Se trata de comentar el trabajo realizado durante el año anterior. Creo que sería mejor reducir la realización de esta entrevista a los seis meses, ya que facilita el seguimiento de las personas, y se evita que transcurran meses sin corregir acciones o sin reconocer actitudes que se están llevando a cabo.

Hay que tener en cuenta que en una entrevista previa ya se debió establecer un plan de acción. Así que se trata ahora de revisar el cumplimiento de dicho plan. Es ideal tener todo el plan de acción descrito en algún soporte, como el software de evaluación Talent. Pero también sirve Excel o un documento que no se pierda, ya que te servirá en más ocasiones.

Es importante disponer de una ‘chuleta’ para el seguimiento de las entrevistas, te ayudará a estar concentrado en las respuestas y no en que se te pueda olvidar algo. Mi recomendación es que realices un listado con las preguntas que se quieran plantear durante la entrevista, basándote en las competencias de la evaluación, sin dejar de lado el potencial que tiene la persona para desarrollarse dentro de la organización.

Por tanto, hay que preparar bien esa entrevista. Lo más normal es que sea el jefe el que entreviste a un trabajador. Y será relevante elegir un espacio neutral, cercano, próximo, capaz de crear confianza y así poder obtener mejores resultados.

El evaluador es el guía de la entrevista, así que debe quedar claro desde el principio el motivo por el que estáis realizando la entrevista y el objetivo que persigue para ambos. No se trata de un interrogatorio ni tampoco de un proceso que debe cumplirse por mero trámite. El desarrollo personal dentro de la empresa está en juego, así que habrá que ser constructivo.

Con la entrevista de evaluación de desempeño se establece una conexión con el trabajador. Saber lo que piensa, cómo mejorar, cómo solucionar posibles problemas. Se puede extraer el talento de un trabajador y poder enfocarlo hacia un objetivo primordial de la empresa. Todos ganan con este tipo de evaluaciones para tratar de hacer que nuestra empresa mejore día a día.

José Enrique García

Director general de Equipo Humano.