Fidelizar para crecer

A menudo nos planteamos en los planes anuales que la estrategia básica para el crecimiento y el desarrollo comercial se encuentra en la expansión. Conseguir nuevos clientes, nuevos mercados. No es un mal planteamiento, lógicamente.

Sin embargo este hecho, el de avanzar y avanzar, nos desorienta y despista sobre uno de los pilares básicos de la consolidación para que el crecimiento sea sostenido. Y éste se basa en la fidelización de los actuales.

La fidelización de clientes se basa en un número emblema, el cinco. Cuesta cinco veces más captar un cliente que mantener al que ya tienes. Y esta afirmación, en principio fuera de toda duda, nos debe hacer reflexionar acerca de cómo aplicamos recursos financieros, comerciales, humanos y de comunicación hacia la fidelización de clientes.

Pero fidelizar no es un deseo, ni siquiera una voluntad decidida: es una estrategia, y como tal debe partir de una realidad y unos objetivos, y desarrollar un plan para conseguirlos.

Partiremos de la realidad, y ésta es la medición de la satisfacción de los clientes y otros indicadores como el índice de repetición de los mismos. Pero también qué criterios son valorados por un cliente para permanecer fiel a un producto o servicio.

Para ello es necesario profundizar sobre cuál es el perfiles o perfiles nuestros  clientes y saber si estamos aportando aquellas variables a las que ellos, y no nosotros, le dan valor.

De todo ello hablaremos el curso Fidelización de clientes que impartiremos profesionales de Equipo Humano en Femeval los próximos 30 y 31 enero, 1 de febrero 2017  en horario de 16.00 a 20,00 h.

Más información e inscripciones aquí:

INSCRÍBETE