De la extensa oferta de servios que ofrece una consultora en recursos humanos como Equipo Humano podemos destacar una decidida apuesta por la formación experiencial, desde hace más de diez años, tanto en el aula como en acciones formativas al aire libre. Un tipo de formación que trata desarrollar las habilidades del trabajador de una forma distinta, a través de retos, situaciones y desafíos activa los cinco sentidos y da con la solución más adecuada a la resolución de un problema, ya sea de forma individual o dentro de un grupo con un objetivo en común. Estas dinámicas están dirigidas a potenciar en los participantes aquellas competencias que son propias en sus respectivos puestos de trabajo. Porque, tal y como dice el dicho, aprender se aprende haciendo.

La apuesta de este tipo de metodología por parte de las empresas; formas de actuar ante lo que nos es conocido o desconocido, reflexionar sobre lo que se ha hecho, extraer conclusiones, asumir compromisos y, como objetivo final, transferirlos al puesto de trabajo, ha sorprendido por sus excelentes resultados, incluso a los propios consultores. A pesar de afrontar una época de cambios y ajustes como la que estamos viviendo, las compañías aplicaron durante todo el 2012 planes de formación con los que “tocar la fibra del trabajador” y apelar a las emociones para trasladar de forma más directa y eficaz los aprendizajes al puesto de trabajo, y así mejorar exponencialmente los resultados organizacionales.

El pasado año tuvimos el placer de afrontar el reto formativo de ofrecer un servicio cercano y de calidad a más de treinta empresas de sectores diversos, destacando: informática y sistemas, alimentación, sanidad, telefonía y comunicaciones, industria siderometalúrgica, comercio, textil, químico, entre otros. Con empresas como: Datadec, Vodafone, Cosmeclinik, Huhtamaki y SP Berner, que ya ofrecían programas formativos de este tipo anteriormente. Y, otras que han incorporado la formación experiencial más recientemente como: Válvulas Arco, Grupo Peisa, San Lucar, Briofruit, Centros Residenciales Savia o EDBE Bridal.

La clave principal para desarrollar un proyecto de estas características es definir las necesidades específicas de cada empresa y aportar soluciones implantando un programa formativo de estas características. En otras ocasiones, después de una valoración por parte de nuestros consultores, se detecta que con otro tipo de servicios como puede ser la consultoría en recursos humanos y con un plan de acciones adecuado se se pueden obtener resultados incluso más satisfactorios. Las principales necesidades en las que nos centramos el año pasado, común a varias empresas fueron: falta de comunicación interna, refuerzo de las habilidades directivas de puestos de responsabilidad, concreción de la estrategia comercial, generación de ideas creativas para proyectos innovadores con los que diferenciarse de la competencia, fomento del sentimiento de pertenencia después de una reestructuración interna, definición de las nuevas cargas de trabajo valorando los puestos e identificación con los valores corporativos de la organización.

En todas las acciones formativas llevadas a cabo por Equipo Humano pusimos el foco en las necesidades de cada empresa, presentando programas con metodologías personalizadas para aportar soluciones. El contexto donde se realizaron determinaron su propio desarrollo, ya que el entorno donde se lleva a cabo una formación de este tipo se convierte en una potente herramienta a la hora de proponer los ejercicios: en la cocina, Cook2Build Cocinando el cambio; en la montaña, El secreto del trabajo en Equipo y Olimpiadas del Talento; en una viniteca, Estilos de la personalidad en una copa de vino; en el aula, Fórmula Ilusión; en un hotel, VenderMax, en un castillo, Creatividol y El club de los líderes, etc.

Contamos siempre con el factor sorpresa, desde el primer contacto que tenemos con los participantes, mediante la entrega de una invitación a la jornada con las instrucciones de determinadas pruebas a realizar. Fomentamos el trabajo de capacidades concretas mediante actividades lúdicas, donde el papel de los consultores es el de facilitadores de aprendizajes significativos. Por este mismo motivo, tenemos el deber de acertar con las expectativas que los asistentes depositan en nosotros, nuestra labor es crear un ambiente distendido y conseguir que los asistentes se muestren receptivos. Animarles y motivarles, en alguna ocasión nos llegan a confundir con animadores de tiempo libre, cuando realmente somos psicólogos en continua observación de sus comportamientos, para así poder realizar las reflexiones oportunas posteriormente.

Gerentes, directores, administrativos, técnicos, personal de almacén, logística, producción… en total, el pasado 2012 Equipo Humano ofreció formación experiencial a más de 1.520 profesionales. Trabajadores que después de sentir y vivir una jornada llena de ejercicios y disfrutar de una comida en grupo, evaluaron y valoraron sus experiencias vividas, revisándolas a través de vídeos filmados y reflexiones de los equipos. Momentos de recapacitación donde salen a la luz percepciones individuales que pueden coincidir o no con el resto del grupo y que enriquecen actitudes de trabajo conjuntas en la organización. Las personas que más se implicaron se hicieron más conscientes de sus virtudes y defectos tanto en lo personal como el profesional, existiendo un momento llamado de “darse cuenta” con el que generaron cambios en el entorno laboral, comprometiéndose consigo mismos y con el resto del grupo.

Sus evaluaciones positivas sobre la formación, después de participar en una jornada realizada por Equipo Humano, son el principal reflejo de que este tipo de formación experiencial, en que aprender en base a emociones funciona como un estupendo punto de partida para generar el cambio. Los mismos participantes afirmaron, en su mayoría, que les gustaría volver a enfrentarse a nuevos retos, donde la experiencia les permitiese adaptarse con facilidad en situaciones personales y profesionales, siempre con actitud positiva. Por eso, la tendencia de este tipo de aprendizaje, mediante la formación experiencial, se convierte en moda en 2013. ¡Atención “coolhunters”!

 

Mónica Salvador

Consultora de Equipo Humano