Para triunfar en la vida te hace falta…

(o lo que no me enseñaron en la escuela)

Para triunfar en la vida has de aprender lo que no te enseñaron en la escuela, experimentando, viviendo, y mejorando capacidades como la creatividad, la innovación, las habilidades comunicativas o el trabajo en equipo.

“Para triunfar en la vida te hace falta…” ¿Cuántas veces hemos escuchado esta frase en boca de otros que, con su mejor intención, nos ilustraban sobre lo que era necesario para triunfar en la vida…?

… se trabajador, se responsable, acepta lo que te digan tus superiores sin rechistar, aprende lo que pone en los libros…

Pero nada de eso me ha servido en la vida laboral de verdad.

En el colegio me enseñaron que había que tener Creatividad e innovación, pero dentro de los libros que ya existían, sin plantearme otras visiones o formas de enfocar los mismos asuntos.

Me enseñaron que debía de tener habilidades comunicativas, hablando sólo cuando me preguntaban y leyendo cuando tenía que exponer un trabajo en clase.

En el colegio me decían lo importante que era el trabajo en equipo, cuando cada miembro se repartía una parte del trabajo y se unían sin conexión unas con otras….

Y con toda su mejor intención nos enseñaban que había que seguir el camino marcado, acatando sus directrices sin cuestionarse hacia dónde iba o si era la mejor dirección.

Y, por desgracia, mucha gente sigue pensando que se lo enseñaron bien.

Pero en realidad, nada de eso me fue de utilidad en la vida.

photo-1462536943532-57a629f6cc60

La verdadera capacidad de adaptación viene cuando aprendes a “Surfear la vida”, cuando aprendes a visionar sus cambios y aceptarlos, integrándolos en tu saber hacer.

El verdadero trabajo en equipo viene cuando enriqueces tu productividad multiplicándolo por los conocimientos de tus compañer@s, cuando tu formación te enseña a fortalecer la cadena para mejorar la resistencia del eslabón más débil. No es la suma de sus partes.

La verdadera capacidad de comunicación viene cuando te metes en la piel de quien te va a escuchar, y haces llegar tu mensaje directamente a su destinatario, cuando la empatía hace que tu discurso se adapte a tu oyente. No, no me enseñaron a impactar en las presentaciones en público, ni a gestionar mi comunicación en las relaciones personales.

En mi formación me enseñaron a hablar, pero no a convencer.

En la escuela aprendí que la resolución de conflictos se traducía en una aceptación y olvido inmediato de lo que había sucedido, pero no me enseñaron a aceptar el conflicto como un elemento de crecimiento relacional, y que de los puntos de vista divergentes obtenía una pluralidad que incrementaba exponencialmente la creatividad y la innovación.

Y es que la inteligencia emocional te hace abrir los ojos hacia ti mismo y hacia los que te rodean. Hay que aprender a Saludar, a seducir, a vincular.

Todo ello lo aprendí viviéndolo- formación experiencial– extrayendo las vivencias nutritivas de las tóxicas, e invirtiendo mucho tiempo y esfuerzo en ello.

Y todavía sigo aprendiendo, en mi formación para toda la vida, a trabajar en un entorno cambiante, que me obliga a aprender y desaprender a cada momento.

Y es que la formación ha de hacerte crecer como persona, mejorar tus capacidades y potenciar tus fortalezas.

La formación ha de hacerte crecer como persona, mejorar tus capacidades y potenciar tus fortalezas.

Por ello, vive, aprende, experimenta la adaptación, el cambio, la flexibilidad que te harán más fuerte.

Escucha, observa, acepta tu entorno para empatizar con tu oyente, y así cambiaras tus relaciones.

Habla, expón, transmite, haz llegar tu mensaje lo más alto y lo más lejos que tú quieras, con la certeza de que enamorarás con tu discurso.

Y por todo ello no olvides investigar y saber que puedes ser lo que quieras llegar a ser… Sé un adapter.

Desde Equipo Humano sabemos lo importante que es adaptarse al cambio y recibir formación para el mundo real. Por eso hemos creado Escuela Adapt. Entra y echa un vistazo a nuestros cursos online y presenciales.

* Y si no encuentras lo que buscas, ponte en contacto con nosotros. Estamos aquí para ayudarte.


Irene Marín – Consultora de la Fundación Equipo Humano – irene.marin@fundacionequipohumano.com