María Roca, consultura senior de Fundación Equipo Humano nos informa sobre el nuevo marco financiero plurianual de la Unión Europea 2014-2020 y su relación con la gestión de las personas. Artículo publicado el pasado 30 de diciembre de 2012 en el diario Levante EMV.


Es un momento en el que los Estados se replantean sus políticas internas y se busca una justificación de la existencia de la UE, es interesante ver como se desarrollan las negociaciones del nuevo marco financiero plurianual de la Unión, teniendo en cuenta que hoy más que nunca las instituciones Europeas están en boca de todos.

 

 

 

 

La Comisión Europea ya en 2010 establece una estrategia de crecimiento para Europa en la que se fijan unos objetivos comunes basados en una economía inteligente, sostenible e integradora que marcará el camino del conjunto de la UE. Fiel a los cinco ambiciosos objetivos en materia de empleo, innovación, educación, integración social, clima y energía, cada Estado miembro estableció sus propias estrategias que vendrán apoyadas por los fondos de la UE.

El proceso de negociación del Marco financiero plurianual (MFP) se inició en julio de 2011 y las propuestas constituyen lo que se conoce como el paquete del MFP, que presentó la Comisión Europea y posteriormente fue adoptado por el Consejo junto con el Parlamento. El objetivo de estas negociaciones es definir en términos generales para el próximo ciclo presupuestario los programas de gasto que determinan en qué debe gastarse el dinero y normas que definan cómo debe financiarse el gasto.

Durante las negociaciones sobre en qué y cómo gastaremos los Euros se ha establecido una simplificación de los procedimientos para acceder y gestionar subvenciones europeas como la reducción de los plazos de pago, simplificación de los costes, reducción de la carga administrativa, la utilización de procedimientos electrónicos, entre otras medidas, y se ha apostado por una reducción del número de programas.

Esta reducción permitirá a las empresas beneficiarse de estas ayudas, aplicando los programas a las prácticas novedosas en gestión y potenciación de personas.

Las dotaciones propuestas para los Fondos Estructurales (FEDER, FSE y FEADER) son un 3% inferiores a las del periodo actual, si bien es verdad que se introduce un mecanismo de fomento de las infraestructuras, el Mecanismo Conectar Europa dotado con 40 000 millones de euros está excluido de este recuento. Este programa apuesta por unas redes de transporte, energía y digitales inteligentes, sostenibles y plenamente interconectadas fomentando la finalización del mercado único europeo. Además, se quiere que las inversiones en infraestructuras impulsen la competitividad de Europa en un contexto económico difícil marcado por un lento crecimiento y por presupuestos públicos restrictivos.

La financiación de la Investigación e innovación correrá a cargo del programa «Horizonte 2020» (antes 7º Programa Marco) que pasa de 53 000 millones de euros a 80 000 millones de euros acercando la Unión al objetivo de la Estrategia Europa 2020 de invertir el 3 % del PIB de la UE en investigación e innovación.

Se crea un macro programa europeo de educación, formación, juventud y deporte de la Unión: Erasmus para todos que englobará todas aquellas acciones destinadas a fomentar la movilidad de estudiantes, de todos los niveles formativos, y trabajadores. Se introduce un nuevo mecanismo de garantía de préstamos, a fin de permitir que los estudiantes estudien su curso de máster en otro país europeo. La mayor innovación en este programa es que se destina un capítulo al deporte, que se centra en la lucha contra el dopaje, la violencia y el racismo y el fomento de actividades transnacionales para promover una buena gobernanza de las organizaciones deportivas.

El Programa Europeo para el cambio social y la innovación seguirá enmarcado en las propuestas de política regional, empleo y política social para el nuevo período, integrado por el programa PROGRESS, la red EURES y la del instrumento de micro financiación PROGRESS con un presupuesto similar al del actual, únicamente se incrementará la partida presupuestaria destinada a proyectos experimentales de innovación social con un total de 97 millones de euros.

En línea con algunas de las iniciativas emblemáticas y con el fin de responder a la fragmentación, globalización, transición al entorno digital y la falta de inversión privada, se crea el Programa marco Europa Creativa que agrupará los actuales programas Cultura, MEDIA y MEDIA Mundus e incluirá un nuevo instrumento financiero para facilitar el acceso de las pequeñas y medianas empresas (PYME) y de las organizaciones de los sectores cultural.

Por lo que se refiere a la PAC y al Reglamento sobre pagos directos, los objetivos de «ecologización» de la reforma de la PAC, constituyen una de las principales prioridades de la política agrícola común.

Se crea también nuevo Programa de Consumidores que respaldará el objetivo general de la futura política de consumidores, que pretende situar al consumidor «informado» en el núcleo del mercado único y un programa específico para mejorar la competitividad de las Pymes, «Programa para la Competitividad de las Empresas y para las PYME» (COSME), con una asignación total de 2 500 millones EUR.

La lucha contra el cambio climático y el refuerzo de la Unión ante los riesgos asociados se financiará a través del Programa de Medio Ambiente y Acción por el Clima (LIFE) que servirá de catalizador para promover la implementación e integración de los objetivos medioambientales y climáticos en otras políticas y en la práctica de los Estados miembros y que contará con un 20% más de presupuesto que en el actual período.

En el caso de los Instrumentos de relaciones exteriores que quieren situar a la UE como un actor relevante en la escena global, la Comisión propone cuatro instrumentos geográficos: el Instrumento de Cooperación al Desarrollo (ICD), el Instrumento Europeo de Vecindad (IEV), el Instrumento de Ayuda Preadhesión (IAP) y el Instrumento de Asociación (IA), y tres instrumentos temáticos: el Instrumento de Estabilidad (IE), el Instrumento Europeo para la Democracia y los Derechos Humanos (IEDDH) y el Instrumento de Cooperación en materia de Seguridad Nuclear (ICSN).

Desde el inicio de las negociaciones la Comisión Europea ha elaborado 70 propuestas que hacen referencia a los diferentes sectores, no es de extrañar pues que el actual clima político entre algunos Estados miembros sea una dificultad más para que las negociaciones concluyan a finales de 2012 y que a principios de 2013 se inicie la fase legislativa.

Sin duda alguna la UE ha hecho un gran esfuerzo por mantener el presupuesto lo más fiel posible a sus objetivos introduciendo nuevos programas como COSME, o aunando esfuerzos y buscando sinergias con otras iniciativas como el programa Erasmus para todos que seguro causará sensación entre los jóvenes. Parece que, pese a los aluviones de críticas que han recibido los mandatarios europeos, se ha creado un Marco Financiero Plurianual para todos los Europeos y, nos guste o no, el rumbo de la UE durante la próxima década está ya marcado.

María Roca

Consultora senior de Fundación Equipo Humano