El sector de la construcción, más que cualquier otro en España, está sufriendo las repercusiones de la crisis económica, financiera e inmobiliaria, así como los efectos de una globalización acentuada.

Durante años, el sector atrajo a multitud de jóvenes con poca o ninguna cualificación ofreciéndoles la perspectiva de un trabajo estable con un sueldo generoso. Hoy en día, estos trabajadores son los más afectados por la coyuntura, y cada día alimentan las colas del paro ya que se encuentran con grandes dificultades para reincorporarse al mundo laboral. ¿Cómo hacer frente a esta situación? La Unión Europea propone líneas de actuación para orientar el sector de la construcción hacia nuevas perspectivas de crecimiento.

Crear una fuerza laboral cualificada

El principal lema de la UE, y que constituye su gran desafío desde 2010, es la creación del espacio económico más competitivo del mundo. Todos los instrumentos que desarrolla persiguen este objetivo, por ejemplo la iniciativa emblemática “nuevas cualificaciones para nuevos empleos”. Este texto insiste en la necesidad de adaptar la formación a las necesidades del mercado, en particular hacia los empleos verdes que podrían crear, según los datos del informe “empleos verdes para un desarrollo sostenible, el caso Español” publicado por la OIT, más de 250.000 empleos nuevos en 2020 únicamente en España.

Así pues, cuando evaluamos la evolución de la formación reglada, se observa que las prácticas sostenibles se consideran como un factor fundamental de crecimiento futuro. En España, el Ministerio de educación está rediseñando los esquemas formativos del sector para integrar nuevas especialidades como técnico en eficiencia energética (código: ENA358_3), y la tendencia es parecida en otros países como Italia o Reino Unido.

A nivel Europeo, la Comisión cofinancia iniciativas para el desarrollo de formación con el objetivo de incorporar contenidos “verdes” en las cualificaciones existentes. Es el caso del proyecto e-SKILL, coordinado por Equipo Humano y FEVEC, que propone una formación innovadora para la adquisición de competencias verdes a través del e-learning. Gracias a este proyecto, desarrollado en conjunto con otros 4 países de la Unión Europea, trabajadores del sector de la construcción recibirán formación para sensibilizarse sobre la gestión de residuos o el uso de agregados ecológicos. Los materiales de esta formación son muy fáciles de utilizar, con videos, presentaciones, imágenes, preguntas frecuentes, buenas prácticas, etc. Todos estos contenidos son accesibles a través de una plataforma online, que permite la conexión de los participantes desde su perfil de Facebook. De esta manera, los socios de e-SKILL pretenden atraer los participantes gracias a una nueva metodología de aprendizaje más lúdica, que fomenta la utilización de las nuevas tecnologías.

Fomentar la movilidad de los trabajadores

Muchos desempleados del sector de la construcción en España no pueden acceder al mercador laboral por falta de oferta en su país / región. Así, otra medida para fomentar la empleabilidad de los trabajadores de la construcción es facilitando y promoviendo su movilidad.

De nuevo la Comisión Europea propone varios programas para aplicar el derecho de libre circulación de los ciudadanos de la UE, y en particular de sus trabajadores. Por ejemplo, la red EURES permite buscar trabajo en otros países de la Unión Europea, y Europass es un curriculum de formato común para todos los países de la UE.

Desde Bruselas se apoyan proyectos de formación para superar las barreras lingüísticas o técnicas que impiden la movilidad. El proyecto Build Your English fomenta el aprendizaje de idiomas para facilitar los desplazamientos de los trabajadores. Por ello es imprescindible el reconocimiento de las cualificaciones de los trabajadores para permitirles ejercer su oficio en el país de destino. El proyecto e-SKILL ha llevado a cabo un estudio comparativo de las cualificaciones de España, Italia, Polinia y Lituania destacando las similitudes y divergencias, e indicando así a los trabajadores que conocimientos adicionales necesitan adquirir para poder trabajar en esto países. Gracias al diploma e-SKILL, el consorcio de entidades participantes en este proyecto pretenden crear un diploma reconocido a nivel europeo que permita a los trabajadores desplazarse a otro país para trabajar.

Queda todavía mucho por hacer para permitir una recuperación del sector construcción que tendrá que pasar por su transformación, pero las iniciativas y colaboraciones a nivel europeo pueden acelerar este proceso, con propuestas innovadoras enfocadas directamente a la mejora de las competencias de los trabajadores que constituyen la fuerza de este sector.

 

 

Cécile Sauvage

Fundación Equipo Humano