No es posible no darse cuenta de las tendencias de cambio que se aproximan y que afectarán a nuestras organizaciones, nuestro trabajo y nuestras vidas. El trabajo, de hecho, está sufriendo un profundo cambio que repercute tanto en la manera como las personas quieren formar parte de nuestras organizaciones como al modo en que los líderes de éstas deben gestionar su función dentro de la misma.

Hoy quiero recoger, en sólo 3 puntos, las que considero son las principales tendencias que van a transformar la función de RRHH en los próximos años:

1.- RRHH como socio estratégico. Se juega un importante papel como socio estratégico, que gestiona el talento y la innovación para generar valor a la organización. El directivo de recursos humanos se convierte en un facilitador de la cultura innovadora que genera talento y gestiona a las personas para que éstas sean el motor de la empresa.

2.- RRHH no es independiente y colabora con el resto de departamentos. Dejaremos de tener una función concreta para convertirnos en el colaborador, transversal y necesario de otras áreas de la empresa. Negocio, Marketing, IT, Operaciones nos necesitan como socio impulsor de iniciativas clave para la consecución de los objetivos que cada uno de éstos departamentos se propongan.

3.- El empleado es el protagonista de la comunicación. La organización es un sistema abierto que se relaciona hacia afuera y hacia adentro a través de sus empleados. Son ellos quienes trasladan la información al exterior, con sus acciones, conversaciones, en las redes sociales, y quienes también tienen el poder de hacernos llegar la información del exterior para que tomemos decisiones. Nuestro papel es fundamental para provocar que este canal de comunicación fluya de dentro afuera y de afuera adentro a través de quienes forman parte de la empresa.

No es el futuro, es el presente y es desde ya cuando debemos comenzar a dar pasos en la dirección correcta.

Teresa Bañón · Consultora de Equipo Humano