Hablando de talento… errores en la retención de talento

Si en el artículo anterior te contábamos qué no hacer para valorar el talento interno, hoy traemos los errores más comunes a la hora de retenerlo. Este es uno de los temas que más preocupan en la actualidad a las empresas dentro de la gestión del talento. Después de conseguir atraer y potenciar el talento de sus trabajadores, de apostar por ellos, deben conseguir que ese talento se sientan comprometido con la empresa y se quede con ellos. Te contamos qué evitar para lograrlo.

Ya estamos aquí con la última entrada acerca de los errores que podemos cometer gestionando talento. Una vez que hemos identificado los errores más comunes en cuanto a la atracción del talento y en cuanto a la valoración y desarrollo del talento, sólo queda dar a conocer aquellos fallos que se suelen cometer en la última fase: retener el talento.

Esperamos que toméis buena nota de ellos, pues identificarlos es el primer peldaño que debemos alcanzar para emprender el camino correcto hacia la retención del talento.

La etapa que abordamos en este artículo, la retención del talento, es una etapa que preocupa e inquieta a la mayoría de los responsables de RRHH y a gran multitud de empresas hoy en día. Tras haber superado unos años complicados, han apostado por su personal y quieren recompensarles por todo el esfuerzo que se ha realizado diariamente, para que las consecuencias de estos esfuerzos no sean negativas o signifiquen la desvinculación del talento de la empresa en cuestión.

Por tanto, vamos a describir aquello que se debe evitar en el plan de retención del talento si efectivamente, queremos que el talento nos siga acompañando:

equipo-humano-talento-retencionProponer las acciones que tú crees más adecuadas y no las que te piden.

Siempre que las acciones diseñadas en el plan de retención del talento vayan en línea con la estrategia de la empresa, cualquier sugerencia, petición va a ser mucho más efectiva que la decisión que se “imponga” como incentivo.

No escuchar, sólo hablar e interpretar lo que los demás quieren.

Muchas veces confundimos el hablar con los demás con estar escuchándoles, demuestra que escuchas a la persona y toma nota de los intereses futuros del talento, pues esos serán los que creen el vínculo y mantengan el compromiso.

Tratar a los trabajadores de forma injusta o basándote en afinidades personales.

Regla básica, plantea acciones justas para todos. Evita que el talento perciba injusticia organizacional pues acabará desvinculándose.

No preocuparte por el bienestar de los trabajadores.

Una vez tengas establecido el plan de retención de talento, debes hacer un seguimiento del mismo atendiendo tanto a resultados objetivos como al sentir de las personas en la puesta en marcha de las diferentes acciones, para poder valorarlas y adaptarlas en caso necesario y mostrando interés en la satisfacción de la persona con el plan (creado para él/ella).

No dar explicaciones ante las actuaciones, sólo imponerlas.

El plan de retención del talento con cada una de las medidas y/o acciones de que se componga deben tener una justificación lógica y coherente. Del mismo modo, es importante comunicar de forma adecuada porque se decide incentivar con dicha medida a la persona o con qué propósito se le incluye en el plan.

No contar con una estrategia clara o no ser coherente en tus actuaciones.

Se requiere de una revisión, documentación, análisis previo y planificación suficiente que permita crear un plan de retención de talento coherente con la estrategia corporativa, los valores, y el desarrollo del talento. De otro modo, las medidas del plan de retención de talento pueden generar impactos contraproducentes para el desarrollo organizacional.

Con esto que os hemos contado, tienes todas las claves para no cometer errores en tu gestión del talento. En caso de que te propongas gestionar el talento en tu empresa, ahora puedes tener en cuenta estas acciones para prevenir incluirlas en tu plan de gestión, si por el contrario, ya habías empezado a gestionar el talento, ahora puedes hacer una revisión de tu plan de gestión para confirmar que tus medidas o acciones propuestas para la atracción, valoración y desarrollo del talento así como para la retención del talento, son las adecuadas.

Desde Equipo Humano también nos ponemos a tu disposición para ayudarte en esa correcta gestión del talento. Además, puedes acceder a una demo gratuita de nuestro software de gestión de talento, Talent Manager.


Nuria Gámez – Consultora Equipo Humano – nuria.gamez@equipohumano.com