Cómo hacer reuniones productivas y que no queden en el olvido, segunda parte.

Por fin, llegó el momento de reunirse (y salta la alamar de la agenda electrónica unos minutos antes). Buena oportunidad si se ha cumplido con la primera parte de preparación.

Todos los asistentes tienen su orden del día, los temas a tratar y cuánto tiempo se dispone para llegar a una serie de conclusiones. Y sobre todo: el objetivo de la reunión.

Recordad que existían varios tipos de reuniones; informativas, resolutivas, creativas, S.O.S y de planificación, y en función de ellas, el desarrollo de la misma se podría considerar diferente en el trato de la comunicación entre los integrantes de la reunión.

Imprescindible repasar y compartir las normas que en la fase de preparación hemos comentado y todos las cumplimos con el fin de obtener un beneficio de las reuniones y que estás se conviertan en un foro aprovechable.

 


 

 

Descárgate aquí la segunda parte en PDF.