Entrevista de trabajoSi hay una fase crítica en todo proceso de selección que se precie, ésta es la entrevista personal. Casi todas las demás fases son prescindibles en mayor o menor medida, pero en la entrevista es donde nos jugamos de verdad las opciones reales de contratación. Tal y como decía aquel anuncio del ascensor… “nos la jugamos en las distancias cortas”

Por ello, y para superar con éxito esas “distancias cortas” os dejamos 10 claves que faciliten abrir la puerta de la contratación.

1. SÉ UNADAPTER, un camaleón que sabe ajustar sus experiencias y conocimientos previos a lo solicitado en el proceso de selección. Has de buscar puntos en común, similitudes en las experiencias previas, conocimientos dentro del mismo ámbito… Todo lo posible para acercarte a lo demandado.

2. SEDUCE Al igual que en un cortejo, donde lo que intentas es ofrecer la mejor versión de ti mismo, en una entrevista de trabajo debes conseguir atraer la atención del entrevistador con informaciones interesantes, mostrando tus mejores logros, tus experiencias de éxito y tus mejores competencias… pero SIEMPRE relacionadas con el puesto de trabajo ofertado. Tu mejor versión y la más cercana del puesto ofertado.

3. NO DEJES NADA A LA IMPROVISACIÓN. Al igual que sucede en las mejores actuaciones, toda improvisación está preparada. Has de tener preparados los argumentos de venta, los contraargumentos de defensa, las posibles preguntas que te puedan hacer, las explicaciones a puntos “críticos” en tu CV… Todo aquello que sea susceptible de ser preguntado.

4. SÉ, PUEDO Y QUIERO. Estos tres elementos son los principales objetivos de cualquier entrevista de trabajo. Has de dejar claro tanto que tienes los conocimientos, como las capacidades y que QUIERES el puesto de trabajo.

5. A LAS PERSONAS LES GUSTAN LAS PERSONAS… por ello, siempre que puedas acercarte a las personas que te van a entrevistar, al responsable de Recursos Humanos, o a la empresa en sí, va a tener un resultado positivo. Si hay algún conocido que te pueda presentar, un contacto compartido en LinkedIn o si sois aficionados al Lindy Hop va a ejercer un sentimiento de simpatía que puede ser clave.

6. TEN CINTURA. Quizás te estén ofreciendo un salario inferior al esperado, o unas tareas para las que estás sobrecualificado. En cualquiera de estos casos debemos realizar un ejercicio de flexibilidad y proponer una alternativa de mayor valor a esas tareas o buscar la negociación de ese salario. Es recomendable poner las miras a largo plazo y evaluar el potencial de esa empresa más allá del puesto inicial por el que entremos en ella.

7. OBSERVA, ESCUCHA, ANALIZA Y LUEGO HABLA. La información previa que tengamos de la empresa, o la que nos van transmitiendo a lo largo de la entrevista es de gran valor para adaptar nuestro discurso. Y debemos de estar seguros de que estamos contestando a lo que nos han preguntado, y de la información que transmitimos. Seamos dueños de nuestros silencios, no esclavos de nuestras palabras.

8. SÉ SINCERO, NO UN BOCAZAS. Ser sincero significa que lo que digamos sea verdad, no que debamos de decirlo TOOOODOOO. Así, si hay algún punto negro en nuestra historia laboral, o si tenemos médico la semana que viene no estamos obligados a decirlo. Y si nos lo preguntan… tendremos la respuesta preparada.

9. VÉNDETE PARA HACER GANAR. No debes de olvidarte nunca que te están contratando para obtener beneficios, no para hacerte un favor. Por lo tanto, has de postularte como el mejor candidato que mayores beneficios le reportará a la empresa, haciendo hincapié en las experiencias de éxito, los objetivos cumplidos, tu orientación al cliente, etc. Ofrece proyectos de colaboración, no mendigues un empleo.

10. Y ADEMÁS… cuál es tu valor añadido? Qué voy a obtener extra si te contrato? Qué otras cosas interesantes le puedes ofrecer a la empresa? Todo eso es el topping de tu contratación, tu verdadero talento, aquello que, aunque no te hayan pedido, puedes ofrecer a la empresa y que quizás también les interese.


Irene Marín – Consultora del área de Recolocaciones en Fundación Equipo Humano / irene.marin@fundacionequipohumano.es