Liderazgo de alquiler

Lo leí hace pocas semanas en una entrevista al Director General de Schibsted España propietaria de diferentes portales en internet como infojobs, coches.net, etc. Hablaba de la importancia de estar siempre ofreciendo una propuesta de valor al cliente y esto haría que el liderazgo dejara de ser de alquiler.

Me llamó la atención y empecé a reflexionar sobre el concepto y las consecuencias del mismo. El liderazgo dentro como fuera de la propia empresa depende de la propuesta que generes al cliente sea este interno o externo.

En gestión de personas, el liderazgo es algo que te lo dan o te lo quitan en función de muchas variables como por ejemplo, la política de personas que realizas, del tipo de reconocimiento que realices, de la forma influir y persuadir, del conocimiento y soluciones que aportes a las personas, de la flexibilidad que tengas para adaptarte al cambio, del modelo organizativo que hayas construido, etc. Son muchos los factores que tienen un impacto directo sobre el liderazgo.

Para que no sea un liderazgo de alquiler lo primero que tenemos que tener en cuenta es la diferenciación entre liderazgo y propiedad, van juntas en muchas ocasiones en otras no. Lo segundo que debemos tener claro es nuestra misión y visión como líder. Esta orientación debería ser en términos generales la de enseñar, compartir, co-crear, comunicar, facilitar herramientas para trabajar, mejorar los procesos de forma constante, corregir, ayudar, escuchar, confiar y sobre todo “gestionar desde lo humano”.

Esto último supone conocer las expectativas de las personas que tienes en el equipo, conocer su estilo de personalidad para asignar un rol u otro, disipar emociones negativas que se deriven de malos entendidos y por supuesto generar emociones positivas entre los miembros de la empresa sean de una o varias áreas. “Gestionar desde lo humano” no significa no ser riguroso, perfeccionista y tener un nivel de exigencia elevado.

No caigamos en el paternalismo. Son tantas las cosas que debemos realizar como líderes, que solo hay un aspecto que lo comparten todos los anteriores; tenemos que estar orientados a la acción y que ésta esté alineada con la cultura de la empresa. ¿Tú generas acción como líder?

Jose Enrique García, Director General de Equipo Humano.

Vía El Mundo.