Gestión del talento

El talento se puede medir y calibrar, se puede extraer, se puede potenciar y hasta se puede compartir.

En muchas empresas están observando el potencial que tiene el talento aplicándose con ciertos criterios que fomenten la eficacia y la eficiencia de una empresa. En Equipo Humano no somos matemáticos, pero comprobamos que el talento se puede medir, valorar, evaluar, potenciar, y para ello contamos con diferentes herramientas que ponemos a tu disposición para gestionar el talento de una forma eficaz.

Diseño de políticas de gestión del talento:

¿Alguien duda todavía de la necesidad de establecer una política para gestionar el talento? Es fundamental que exista un diseño y una implementación de políticas de desarrollo del talento. Todo ello dependerá de los objetivos de la empresa para proyectar y las necesidades de personal.

Así que hay que definir los planes y programas de gestión del talento con el fin de integrar la gestión y las prácticas de personal con las prioridades de la organización.

Descripción de puestos de trabajo:

Hay que redefinir las funciones y cometidos de los puestos de trabajo. No dejar espacio a la arbitrariedad. Es fundamental para poder cumplir con las expectativas según las competencias del puesto.

Que el trabajador sea capaz de asumir sus funciones dentro de la organización, pero también la propia empresa debe conocer las posibilidades existentes en los trabajadores presentes y futuros. Debe existir un feedback entre trabajador y organización en cuanto a las competencias de cada uno para poder remar en la misma dirección.

Gestión del Talento en 9box Grid:

¿Quién dijo que el talento no se puede gestionar? Con el modelo 9box Grid podrás establecer hasta nueve categorías en función del potencial o del talento y del desempeño. También te permite registrar la evaluación del cumplimiento de objetivos, registrando el desempeño personal alcanzado por cada colaborador.

Sistemas de gestión por competencias:

Con la confección de un diccionario de competencias podrás gestionar los recursos humanos, siguiendo la línea marcada por la dirección estratégica de la organización. Concretar las conductas cuantitativas y saber todo sobre el desempeño de los trabajadores, la comunicación interna, el cumplimiento de objetivos y expectativas, la retribución por competencias o las necesidades de formación del personal.

Validación de puestos:

¿Acaso no pueden validarse justamente, los puestos de trabajo? Sí se puede.

Te ofrecemos diferentes metodologías de validación de puestos de trabajo. Una herramienta excelente para cuantificar el impacto de un puesto sobre la organización y poder así disponer de referencias a la hora de establecer bandas o niveles salariales. Se trata de establecer una metodología capaz de generar una estructura de retribución variable.

Evaluación del desempeño:

¿Cómo se evalúa el desempeño? Bajo la premisa “sin evaluación no hay desempeño”. Se trata de un proceso estratégico que busca desarrollar a los trabajadores con el fin de lograr los mejores resultados organizativos.

Buscamos desarrollo, motivación, competencias, compensaciones objetivas y justas, flexibilidad, valores y cultura de la organización. No sirve el control, el castigo ni la vigilancia. Se trata de alinear los esfuerzos y las competencias de los trabajadores a los objetivos y valores de la organización.

Contenido relacionado con esta área de intervención