Entrevista a Jose Enrique García de Economía 3

“Todos los proyectos que hacemos son a medida y con un carácter innovador”

Lo que busca el cliente son soluciones singulares y únicas. “En Equipo Humano nos sentamos con el cliente, lo escuchamos y diseñamos una solución para él, en función de sus necesidades”, explica José Enrique García Llop.

La fórmula parece sencilla y acertada. La compañía creció el pasado año un 30% tanto en clientes como en facturación, hasta alcanzar 1,8 millones de euros.

Y todo ello, cuando celebraba su mayoría de edad con la publicación de ‘Un sueño compartido. Los primeros 18 años en la gestión de personas”, un ejercicio de prospectiva de sobre las tendencias que están por llegar en este universo tan cambiante. Economía 3 charla con el artífice del proyecto.

Si tuvieras que señalar una preocupación o apuesta común de los clientes en la gestión de los recursos humanos, ¿cuál podría ser?

La digitalización del talento y de la organización. Se trata de tener en tiempo real y a vista de pájaro a través de un software en la nube –Talent– todo lo que ocurre en tu organización relacionado con los RR.HH.: organigrama, descripción de puestos, objetivos, competencias,..

Desde un cuadro de mando integral –que puede medir según los KPI que establezcamos con la empresa el índice de absentismo, el de rotación, los recursos por departamentos, las formaciones realizadas y con qué resultados y satisfacción… hasta la digitalización del talento por poner algunos ejemplos.

¿Cómo digitalizáis el talento?

Talent utiliza una metodología llamada Nine Box Grid que sitúa el talento de los empleados en una parrilla de nueve cajas, cada una de ellas con un plan de desarrollo diferente dentro de la compañía.

¿En función de qué cualidades?

En función de las puntuaciones obtenidas al combinar dos ejes: desempeño –que viene medido por las competencias y los objetivos– y potencial, que tiene en cuenta tres variables: actitud, aptitud y compromiso; si a eso le sumas la aspiración profesional, los candidatos se sitúan en uno de los nueve cuadros que define esta herramienta.

¿Qué posición destaca de las nueve?

Un alto potencial y un alto desempeño corresponde a la caja ‘gran estrella’. Ese perfil hay que retenerlo porque indudablemente será un puesto clave para la empresa.

¿Es bueno identificar esos puestos?

Sí, lo estamos haciendo junto a las empresas y además estamos creando planes de sucesión para ellos. De tal manera que si alguna de esas personas se fuera de la compañía, tuviera algún percance o baja, habríamos diseñado su sucesión para cubrir el puesto lo antes posible, siempre pensando en promoción interna.

¿Qué otras medidas son necesarias para atraer y fidelizar el talento?

Adecuarlo a la cultura de la empresa y generar marca empleador (employer branding): el empleado tiene que tener una buena experiencia de empleado. Y eso no solo depende del salario, que debe ser equitativo con el mercado, si no también con lo que conocemos como salario emocional.

Es decir, una serie de beneficios sociales o vías de desarrollo para que las personas estén a gusto: horarios flexibles, espacios saludables (frutas y verduras frescas a su disposición), espacios para intraemprender dentro de la compañía, incluso tener la posibilidad de desarrollar tu propia línea de negocio dentro de la empresa.

De hecho, hay un puesto que se está creando en grandes compañías que es el chief happiness o gerente de la felicidad para tratar de generar un ambiente de productividad de una forma amigable.

Desde Equipo Humano hemos lanzado Happy Heart, un pulsador instalado en grandes superficies para medir la satisfacción del cliente, pero ahora también orientado al cliente interno, el trabajador. De tal manera que, cuando se marcha de su puesto de trabajo, de manera anónima, eligiendo el departamento, indica su grado de satisfacción.

¿En qué aspectos sois más disruptivos?

El ADN de Equipo Humano es la innovación. Todos los proyectos que hacemos son a medida y con un carácter innovador. Por ejemplo, estamos innovando mucho en Formación.

Antes de que una persona asista a una de nuestras formaciones –de cualquier competencia: liderazgo, trabajo en equipo, comunicación, gestión del tiempo, planificación…– recibe material sobre la temática, vídeos, cuestionarios, cápsulas… para analizarlas antes de la propia sesión. Durante la misma, utilizamos la formación experiencial o vivencial.

En vez de explicarles qué es ‘la gestión de conflictos’, les exponemos a uno y, cuando ya lo han resuelto o intentado, analizamos cómo lo han hecho, y les explicamos el modelo según el cual lo deberían de haber resuelto. De nuevo, les volvemos a exponer ante otro conflicto.

Además, durante 21 días les hacemos seguimiento para que lleven a la práctica los compromisos adquiridos. Evaluamos el programa, no solo con el alumno, sino también con su responsable directo para comprobar el retorno generado, y emitimos un informe de manera automática.

¿Las empresas siguen apostando por externalizar los servicios de RR.HH.?

Sí, hemos desarrollado un servicio Rent-Team, a modo de renting de un equipo de Equipo Humano. Es decir, uno de nosotros está presencialmente en la empresa cliente, pero en realidad ese cliente cuenta con todo el respaldado de Equipo Humano para, por ejemplo, una implantación de la evaluación del desempeño.

Tiene a todo un equipo a su disposición. El valor del servicio es mucho mayor, no solo se limita a una persona, que desde luego está presente allí para gestionar el día a día.

¿Es posible transmitir el talento individual al talento de equipo?

Share Brain es un proyecto que hemos desarrollado para una compañía que busca compartir el conocimiento entre las diferentes personas que forman parte de la organización tanto, a través de una aplicación como de reuniones o comités de conocimiento en los que se comparte mucha experiencia y expertise,… también entre las distintas generaciones presentes.

Este es uno de los retos a futuro que señalas en el libro ‘Un sueño compartido’ que acabas de publicar por los 18 años que lleváis innovando en los RR.HH.

Sí, en lugar de echar la vista atrás, hemos preferido hacer un ejercicio de prospectiva sobre cómo será la gestión de los RR.HH. en los próximos 18 años. Entre las conclusiones destaca la necesidad de la digitalización, de la gestión compartida de las generaciones, de la inteligencia intuitiva – poco desarrollada en España–, del aprendizaje invisible –solo por compartir información–, de círculos de confianza…

¿Cuántos clientes confían en vosotros?

Trabajamos con unos 400 clientes al mismo tiempo y unas 25 empresas, que van desde los 80 a los 5.000 empleados, tienen implantada nuestra herramienta Talent.

Vía Economía 3