Descubre el sentido de tu trabajo en clave de Golf

Muchas veces la presión del tiempo o las circunstancias impiden reflexionar sobre nosotros mismos. La inercia y la velocidad de las cosas nos convierten en autómatas con escasa o nula capacidad de reflexionar. Tiene mucho que ver con el multitasking pero también con la presión diaria del trabajo y la ejecución de las órdenes recibidas.

Y de repente comienzas a ver que las cosas a tu alrededor pierden sentido, o no llegas a interpretarlo.

Tú mismo y tu visión de las cosas que ocurren, la forma de interpretarlas según tu escala de valores, comienzan a generar interferencias y a aparecer borrosas ante tus ojos.

Esto provoca que ya no seas tú mismo, que pierden no sólo el control de las cosas sino la iniciativa para afrontarlas con valentía y claridad. Has perdido tu swing, o notas que estás camino de que te ocurra. Ya no estás seguro de ti mismo, no recuerdas aquello que un día te hizo fuerte y seguro. Es una situación difícil de afrontar, y sientes que tu futuro peligra. ¿Tienes claro qué es lo que te frena? ¿Eres capaz de superarlo? ¿Qué vas a hacer para superarlo?

Es momento del coaching. El coaching es un método que te ayuda a superar dificultades, determinar metas y te impulsa a conseguirlas.

En ocasiones las personas que se encuentran en esta situación recurren a un coach, que potencia tu actividad de forma reflexiva, impulsándote en la acción y ayudándote a superar dificultades. Otras personas prefieren recurrir al autocoaching.

El autocoaching precisa de ti un compromiso, serás el responsable de vencer las resistencias y sacar lo mejor de ti hacia las metas propuestas. Reflexión, iniciativa y acción. ¿Estás dispuesto?

Para llevar a cabo el autocoaching debes conocer primero cómo funciona un proceso de coaching. El coach va extrayendo de ti, a través de preguntas, una reflexión obligada a que seas tú quien dé las propias respuestas según tu escala de valores.  El coach te ayuda, pero no hace por ti.

Si un día tu jefe te pide hacer una acción que perjudica  a otro compañero, ¿Lo harías?, ¿qué dicen tus valores?”

Esta escala de valores se proyecta en la vida, la familia, el amor, trabajo u otros. Sus zonas de equilibrio y desequilibrio ejercen una gran influencia en nuestro estado de ánimo y por lo tanto en nuestra productividad.

Tras la valoración del equilibrio vital, llega el aspecto profesional ¿Estás allí donde quieres estar? ¿Crees que mereces más? ¿Has hecho algo por mejorar?

Y entre pregunta y respuesta tú mismo irás descubriendo el camino (“ver el campo”) que te hará más fácil recorrerlo, con seguridad y garantía de éxito.

El autocoaching puede funcionar, puede ayudarte, pero antes te invitamos a conocer cómo funciona el proceso en nuestro taller Encuentra tu Swing, basado en una película sobre el golf que nos descubre los misterios de la mente humana y cómo la reflexión y la conciencia nos puede ayudar a volver a sacar lo mejor de nosotros mismo.

¿Lo has pensado ya?