Las empresas tienen como objetivo adaptarse al mercado para ser más ágiles y más competitivas. No por capricho de los empresarios/as, sino porque el mercado en el que estamos es cada día más exigente y requiere una adaptación rápida al mismo.
La consultoría ha muerto. Nos ha dejado. Au revoir. Y, además, no va a volver. Jamás. No importa: nunca ha existido. Es un invento. Humo. Una palabra manida y carente de significado. Nada tangible. Una forma de tapar un hueco.