Mandos “Influencers”

Nacieron con la era de internet o mejor dicho se multiplicaron en ese momento, aunque ya existían antes a través de otros medios como la prensa escrita y por supuesto que siguen existiendo. Sencillamente son personas que tiene gran influencia sobre su comunidad precisamente por el número de seguidores que tienen.

Ahí tienes a Inés Arroyo, influencer de moda, con más o menos 300 mil seguidores en su cuenta de Instagram, y lo mismo ocurre con el resto de redes sociales. Vamos que tiene una gran comunidad que le escucha y le sigue, y se han convertido en líderes de opinión.

Se sabe, que los mandos intermedios de las empresas son un eslabón fundamental para el correcto funcionamiento de la empresa. Sin ellos/as la empresa podría funcionar pero no de la misma forma ni con la misma rapidez. Los mandos son los que trasmiten las órdenes recibidas de los equipos directivos y deben ser capaces de liderar desde la influencia positiva, generando sinergias, controlando costes, motivando, difundiendo la cultura y valores de la empresa, conociendo las expectativas de sus subordinados, dando ejemplo que aunque parezca muy antiguo, sigue en vigor, escuchando a sus colaboradores/as, fomentando el trabajo en equipo, aportando soluciones, y así un largo etcétera.

Vamos que se convierten en los influencers de la organización, y lo primero que tienen que hacer es ganarse a su comunidad, a sus empleados/as, a sus compañeros/as, etc., y de esta forma poder realizar una correcta misión de influenciar sobre ellos/as, siempre y repito, de forma positiva. Si se hace correctamente se evitan los conflictos laborales, se reduce el absentismo, se minimiza la rotación, la satisfacción laboral aumenta, el compromiso se dispara, todo fluye de una forma más rápida y cómoda para todos/as, y es debido a que se han convertido en influencers corporativos de la empresa.

Crea programas específicos para los mandos donde dejen de ser mandos a la antigua y se conviertan en influencers de la organización. Pregúntame tantas veces como sea necesario pero mi respuesta siempre será la misma: convierte a tus mandos intermedios en influencers, es la clave.

José Enrique García, director general de Equipo Humano.

Vía: El Mundo