Pesando el Tálanton

TALENTO proviene del griego Tálanton que es el plato de la balanza donde tanto griegos como romanos calculaban el costo de las mercancías a través de su peso. De ahí que en algunos países se siga utilizando como moneda de cambio el peso.

Realizando una analogía con el Talento, podemos encontrarnos que el peso del Talento en una organización cada día es mayor y debemos ser capaces de calcular el peso del mismo.

Hace ya bastantes años, las organizaciones se orientaban a la consecución de objetivos de una forma pura, es decir, a ratios cuantificables que hacían que la personas fueran valoradas como más competitiva para la empresa o no en función de dichos indicadores. Se siguen midiendo y de hecho es recomendable, y de esta manera nos podemos encontrar con empresas que miden los contratos firmados, las presupuestos realizados, la rentabilidad obtenida, todo ellos indicadores que no dejan pie a la subjetividad en ninguno de sus casos. Estas son organizaciones podemos decir que su orientación está estrictamente ligada a la consecución de resultados cuantificables, vamos a las tareas concretas y concisas sin medir cómo se conseguían esos objetivos.

Pero si queríamos ser más finos en la medición con el fin de realizar propuestas de desarrollo más coherentes y eficientes, debíamos saber como se conseguían dichos objetivos, y así es como se incorporaron las competencias al sistema de gestión de las personas. Cada competencia debía tener un nivelado y de esta forma poder reducir la ambigüedad que suponían las mismas.

Pero no es suficiente. Necesitábamos dar un paso más allá y nos pusimos a medir el «Tálanton» con el fin de tener un mapeo completo del talento de la organización y en función del mismo desarrollar acciones individuales o colectivas que mejoren el talento de la empresa y por ende su competitividad. De esta forma nació la plataforma Talent, donde tienes aglutinado los objetivos, las competencias niveladas en conductas y como no el potencial de la organización que define el Talento de la misma.

Y todo esto, a un solo click .

José Enrique García

Director General de Equipo Humano

vía El Mundo