Datos, datos y más datos

Snacks para Gestores de personas

Pues la misma palabra lo dice, pequeños aperitivos de alimentos para tomar acompañados de alguna bebida y que puede servir de tentempié entre horas o para compartir conversaciones, charlas, etc. Pues nuestros Snacks van orientados con ese fin, pero con el objetivo de alimentar el conocimiento y sabiduría de todas aquellas personas que tienen que gestionar equipos de personas y les pueda ayudar a ser más eficaces o a resolver algunas dudas que les surjan en el camino tan complicado como es el de gestionar personas.

Datos, datos y más datos:

Parece como si de una epidemia se tratará. Se ha convertido en el quehacer de los departamentos de gestión de personas y por supuesto de los departamentos comerciales y de marketing. Y esto supone un nuevo perfil, según los expertos, de las personas que ocupan posiciones en los departamentos de recursos humanos.

Estas personas tienen que seguir haciendo sus tareas diarias, siendo más innovadores y creativos pero al mismo tiempo siendo racionales y lógicos, tomando decisiones basadas en la multitud de datos que deben obtener, tratar y en base a análisis complejos decidir y siempre alineados con la filosofía de la compañía. Pues a primera vista no parece nada sencillo. Datos, datos y más datos para que nuestras decisiones sean correctas, o al menos eso se espera.

Se dedica mucho tiempo a obtener datos de una forma masiva con la intención quizás de querer tenerlo todo controlado y los datos nos dan esa parte racional y estructurada que reduce la incertidumbre humana. Nos hace sentirnos más seguros en nuestras decisiones pues hay datos que los respaldan. Se trata de un nuevo paradigma de los recursos humanos o de la gestión de las personas, donde entran en juego algoritmos que nos predicen el futuro, o por lo menos lo intentan.

Cuántos más datos mejor, así más información tendremos y veremos diferentes perspectivas a la hora de tomar decisiones. El objetivo es tener muchos datos aunque la mitad de ellos no nos aporte ningún valor o sean desechados de forma inmediata. Pues estamos equivocándonos.

No estoy en contra de los datos, son necesarios, imprescindibles en algunas ocasiones, pero realmente nos hemos parado a pensar en qué datos necesitamos. Qué fin último tienen estos. Cómo los vamos a tratar para traducirlos en temas concretos. Pues considero que aquí es donde viene la reflexión que debemos realizar.

No nos dejemos avasallar por la era de los datos, de los Big Data y/o de los Smart Data, comencemos desde cero y hagámonos estas preguntas antes de empezar a tomar datos: ¿Qué quiero saber?, ¿Por qué? , ¿Para qué? y sobre todo ¿qué voy a hacer con ellos? Puede ser que me interese saber el índice de rotación de la organización, el índice de absentismo, el número de horas de formación por persona, las horas productivas de cada una de las personas, el nivel de satisfacción laboral, los números de procesos de selección que se realizan, etc.

Pero realmente donde debo llegar es a por qué de estos índices y aportar soluciones.

Con esto me refería anteriormente diciendo “datos, datos y más datos”, no sirve con saber los datos y decir tengo un índice de rotación de un 3%. Lo importante es averiguar el porqué de este índice y obtener conclusiones de mejora.

Por ello es importante marcarse no más de ocho indicadores y a partir de los mismos ir viendo la forma de mejorarlos en el caso que sean negativos.

Para ello empecemos diseñando nuestro cuadro de mando en recursos humanos con los datos que realmente son importantes de analizar.

  1. ¿Qué datos necesito saber?
  2. ¿Cada cuánto tiempo los necesito obtener para ver comparativas?
  3. ¿Qué posibles variables pueden estar distorsionando estos datos?
  4. ¿Qué se desprende de los datos obtenidos?
  5. ¿Cómo puedo mejorar estos datos?
  6. ¿Qué tiempo nos damos para mejorarlos y establecer un plan de mejora?
  7. ¿Qué datos sé de antemano que no puedo modificar porque son intrínsecos al sector donde las personas trabajan?

Estas serían algunas preguntas que me debería realizar a la hora de obtener datos de una forma correcta. Por otro lado, tampoco es necesario medirlo todo.

En función de lo obtenido, construye el “dashboard” que necesitas y por favor, que sea digital, deja los excels, hay herramientas como las que creamos nosotros que ofrecen datos en tiempo real sin tener que estar “picando” datos y esto facilita mucho la toma de datos de una forma ágil y accesible.

Estamos en la era digital y hay disponibles herramientas disponibles de forma gratuita. Aunque estas sean estándar.

Datos, datos y más datos pero con valor y con un fin concreto.

PIENSA, SIENTE Y ACTÚA

Jose Enrique García | Director General de Equipo Humano